Soy profesional sanitaria, mi orla parece propia de un colegio de monjas, la feminización de las profesiones sanitarias es un hecho y sin embargo, sigue habiendo un importante desequilibrio entre hombres y mujeres en los cargos intermedios, hecho que es aún más importante en los cargos de responsabilidad más alta.

Sé que muchos de mis compañer@s no perciben esta situación, sé que much@s consideran este debate estéril e incluso desfasado, sé que me conllevará algún que otro disgustillo… Pero, también sé que, como díría Woddy Allen, la clave del fracaso es intentar contentar a todo el mundo y que el movimiento se demuestra andando. Por lo que, tras una agradabilísima conversación con Ana María Llopis, una de esas mujeres que no te dejan indiferente, he decidido intentar ser parte del cambio que quiero ver a mi alrededor y por ello, a través de este Blog, intentaré contribuir a que alcancemos una situación más equilibrada en nuestro entorno.

Te invito a leerme, a ayudarme (mediante comentarios, críticas, aportaciones…) en este proyecto que es de todos, porque considero que el equilibrio siempre permite ir más allá.

¡Muchas gracias!

Patricia A-Fdez

Anuncios

4 comentarios en “¡Hola mundo!

  1. Hay otros muchos lados: desde éste sorprende que a una doctrina que dice buscar la igualdad no le merezca reflexión alguna más de un 70% de las estudiantes mujeres, que la masa crítica entonces importe un carajo.
    Es raro que no comience a plantearse por qué realmente en la práctica los hijos son solo de sus madres. Desigualdad en permisos, desigualdad en la obtención de custodias, desprestigio relativo del rol paterno….
    ¿Fomentar una cultura profesional que ponga en valor aspectos relacionados con la visión que te da la capacidad de tener una vida más completa: trabajo, familia, amigos y otras inquietudes? ¿? ¿? ¿? ¿Ser soltera debe penalizar? ¿Amigos? ¿Qué inquietudes? ¿Las mayoritariamente femeninas? ¿Cuántos puntos dará la experiencia de la mili, ser hijo de padres separados o la visión que te da la capacidad de tener una vida más completa: varios trabajos, varias familias que varían con el tiempo, buscarse el sentido de continuidad sin hijos, amigos, otras inquietudes… ¡Venga ya ¡Siempre sería discrecional y favorable al lobby que en ese momento tenga la capacidad de colar su modelo de vida completa
    ¿Cómo vamos a medir iniciativa, creatividad, optimismo, gestión del tiempo, gestión de la atención, gestión del estrés, autocrítica, autoconocimiento, mejora personal, autocontrol, toma de decisiones, equilibrio emocional e integridad? Si se premian, cualquier medición objetiva de las mismas será mimetizada extraordinariamente por interés. De manual de autoayuda. ¿Qué relaciones son desinteresadas? ¿Se relaciona desinteresadamente conmigo quién pretende tener hijos para su autorrealización, en el amplio sentido de los términos, y que yo, que tengo otras prioridades, le page las consecuencias evidentes e inerradicables de ello sobre la productividad laboral? ¿Qué autocrítica y autoconocimiento denotan la nada nueva pretensión de que la sociedad valore lo que valoramos? Recordémonos a diario que si no actuamos como pensamos, terminamos pensando como actuaremos y justificando aquello que no nos paramos a pensar
    Y yo, ¿cuál creo que es el motivo por el que siguen existiendo los “Techos de cristal” incluso en las profesiones más feminizadas? Por la aceptación de contratos familiares que las traban en mayor medida, por la mayor cardinalidad de la maternidad para ellas. Parecido a por qué sigue existiendo el techo de cristal del menor capital erótico masculino.

    Me gusta

    • Muchas gracias por el comentario!
      Sin duda, hay muchas maneras de valorar la diversidad y sus beneficios y con tu comentario ofreces muestra de muchas formas de valorar la misma. Queda mucho camino para romper con los estereotipos creados y aquellos que desgraciadamente nos queda por crear. Quizá entre todos logremos poner luz en todos los rincones, para así crear una sociedad que nos permita una mayor libertad de elección a todos.
      Gracias de nuevo!
      Patricia

      Me gusta

  2. Algo muy cierto y atendiendo a la situación de atención primaria, donde si se pueden datos en cuanto a género de los profesionales sanitarios gracias al SIAP. Se observa que en médicos de familia se ha pasado en el año 2007 (9061 de 19061) de un 47,54% de mujeres a un 51,05% en el año 2014 (12290 de 24075)
    En pediatría es aún mayor ese incremento, pasando de existir un 58,21% de mujeres en 2007 (2332 de 4006) a un 72,86% en 2014 (3923 de 5384).
    Atendiendo a esta situación, y a ese incremento de la mujer en esta profesión y especialidades, ¿por qué no se ha visto incrementado el número de mujeres en puestos de mandos intermedios y de alta dirección?
    Desde luego es algo a estudiar y a subsanar.

    Enhorabuena por el blog y la iniciativa.

    Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s